Don Pablo Mendoza

HISTORIA DE VIDA

Hablemos de un hombre que deja huella en la Tierra Caliente del Estado de Guerrero, su nombre Pablo Mendoza Nova, nació en Tlapehuala, Gro. un día 15 de enero del año 1930 a las 6 de la mañana y muere a la edad de 90 años el 16 de mayo del 2020 en el mismo lugar que vió la luz por primera vez. Sus padres José Mendoza y Leocadia Nova, sus hermanos José y Julita. Se crió y vivió en Portal de las Flores #1 barrio Centro de Tlapehuala.

Estudió en la escuela primaria Reina Xóchitl actualmente General Vicente Guerrero de Tlapehuala, y también estudió en la escuela práctica de agricultura de Champusco en el estado de Puebla.

Es una persona de mucho carácter (alegre y enojón), inteligente, sentimental y muy enamorado eso no cabe la menor duda. Se casó en tres ocasiones y pues nacieron entre estos matrimonios como una docena de hijos, una treintena de nietos, muchos bisnietos, una tataranieta de parte de su hermano José.

Sus deportes favoritos que practicó y le gustaron son: el futbol, ciclismo, béisbol, box y un poco la cacería. Los juegos de mesa como el dominó, las barajas y el ajedrez para pasar una tarde agradable con los amigos pero a veces hasta se amanecían. Amante de la música de antaño, la lectura y componer poesías y alguna que otra canción; con total aproximado de 100 temas escritos, sobre todo dedicadas para la mujer. Apasionado al futbol que lo hacía gritar, reír y también hacía coraje con los jugadores que se quejan cuando les hacen alguna falta (dramatizan).

Otro de sus gustos la fotografía y el video familiar, tener esa emoción del momento y captarlo por siempre en ese día muy especial ¡Uf cuantos recuerdos desde que era joven!

Desde muy niño le llamó la atención trabajar, haciendo mandados, cuando venían gente de fuera a vender sus mercancías, llevaba los burritos de carga al río para darles agua. Voleaba zapatos, aprendió el oficio de hacer dulces de bolita, hacer nieve de pasta, ayudante de hojalatería, vendedor de trastes de casa en casa que por cierto fué en la ciudad de México donde una señora lo confundió y le arrojó una lluvia de piedras.

Un buen susto se llevó cuando lo atropelló un auto en la ciudad de México, era un niño de tan sólo 7 años; con mucho dolor le dijo a su mamá “yo no me quiero morir aquí llévame a mi casa”, lo atendieron y regresaron al pueblo que lo vió nacer, y se vinieron en barco de madera, desde el pueblo de Balsas a Tlapehuala. Y en Cd. Altamirano el médico le hizo las curaciones de la herida de su pierna y hasta le ofreció su peinito para que ya no lo lastimara.

También trabajó en la tienda de abarrotes de los Santamaría en ciudad Altamirano durante varios años y allá dormía.

Después se estableció como comerciante y con en el transcurso de los años fue cambiando de negocio, entre ellos fué la tienda de ropa, distribuidor de cerveza, papelería, ferretería, tlapalería y abarrotes en general, que es el actual negocio con más de 60 años sirviendo y atendiendo amablemente a toda su clientela, denominado “Las Quince Letras”

Muchas labores sociales y humanitarias incontables, tanto personales como en grupo; como es el club de Leones de Tlapehuala, fundada en 1974, donde es socio fundador y entre sus obras plasmadas más relevantes es el jardín de niños del mismo nombre “Club de Leones” de Tlapehuala.

Organizaron el primer expo ganadera y agrícola de la región por los años cincuentas. Estuvo en la sociedad de padres de familia de la escuela secundaria Luis Guevara, en la escuela primaria General Vicente Guerrero donde se llevó a cabo la realización de aulas así como en el comité para realizar obras en la escuela Miguel Hidalgo. Y también en la fundación de la secundaria José Isaías Salmerón.

Fundador del primer equipo de futbol en Tlapehuala el “201” en el año 1945, como también el club deportivo Tlapehuala, el club deportivo Cuauhtémoc, el club deportivo Real Industria, el equipo Atlético del Balsas y el equipo infantil Coca Cola.

Son fechas muy memorables que siempre le recuerdan, como aquel partido del 400 aniversario de Huetamo, donde el equipo Tlapehuala, le ganó con marcador a favor de 2 a 1 con goles de Otoniel Galán y Pablo Mendoza. Un triunfo relevante ya que Huetamo, se reforzó con jugadores profesionales. Otro orgullo, notable fué que se organizó el Estatal de Futbol varonil edad libre de 1987.

Algo muy especial que lo caracterizó fué una flor natural de clavel rojo que porta en su bolsillo de su camisa (cerca del corazón), que lleva esta tradición con más de 30 años. Tiene cinco significados: amor, amistad, tristeza, fe y elegancia. Un perfume natural.

Don Pablito, prácticamente toda su vida se dedicó atender su tiendita de abarrotes “Las Quince Letras”, un lugar de muchos recuerdos de quienes han sido clientes y que han sido trabajadores de esta tienda emblemática. Disfrutaba por las tardes de la tecnología viendo televisión, sus deportes favoritos que lo apasionan y escribiendo en internet poesías y mensajes a través del perfil de facebook como “Paviche Mendoza”.

 A un poco mas de un mes de su fallecimiento, compartimos uno de sus escritos con el amor profundo que siempre le inspiraron, en esta ocasión festejando 90 años de nacimiento del pasado 15 de enero 2020:

“Hoy para mí es un día, cumplo un año más de vida es natural, veo pienso y no dejo de resollar, es la vida de un mortal, a pesar de muchos años todavía me atrevo a amar”.

“Tomó tu fotografía que me sirve de consuelo, al tomarla entre mis manos, parece que tengo un pedacito de cielo y con ella me paso horas esos desvelos, esperando que algún día me darías lo que yo anhelo”.

“Esos años esos días que me hiciste feliz pensé que ya se habían ido, como un triste suspiro al morir”.

“Tengo un corazón tan grande, que está lleno de amor y cariño como si fuera de un niño, quiero entregarlo en pedacitos a todos mis nietecitos, para que sepan amar como lo hace su abuelito”.

¡Felicidades don Pablito por compartirnos 90 años de su vida!

¡Gracias por dejarnos su gran corazón! 

¡Gracias por tanto amor y cariño!

Atentamente: de corazón de todos nosotros que lo queremos.

FAMILIA MENDOZA MIRANDA

                                                        Tlapehuala, Gro. 20 de junio 2020.